anhelo energy - Renewable Energy - Energías Renovables


BDI asienta en Croacia otra de sus plantas de biodiésel a partir de residuos

Dinamarca, Australia, Estados Unidos, España, China… y ahora Croacia. El consorcio BDI-BioEnergy International, radicado en Austria, sigue ampliando cuota de mercado con su sistema de producción de biodiésel a partir de múltiples materias primas, principalmente aceites vegetales usados y grasas animales. El último acuerdo lo ha firmado con la empresa Biom Doo para la construcción de una planta con capacidad para producir 100.000 toneladas al año de biodiésel. Se convierte así en la 31ª que diseña y/o construye.

BDI asienta en Croacia otra de sus plantas de biodiésel a partir de residuos

Edgar Ahn, miembro del consejo de administración de BDI, y Robert Kovac, presidente de Biom Doo, firmaron a comienzos de mes en Grambach (Austria) el contrato para la construcción de la primera planta de biodiésel en Croacia basada en la tecnología de multi-materias primasdel primero de los socios. El volumen de pedidos que se estima tendrá la instalación supera los 20 millones de euros. “Por primera vez, gracias a la tecnología de BDI, muchos residuos no aprovechados ahora en Croacia se pueden convertir en biodiesel de alta calidad”, afirman desde la empresa austríaca.

Aceites usados de cocina y grasas animales son algunas de las materias primas principalmente utilizadas en las plantas de BDI, a las que se añaden otros residuos orgánicos y aceites vírgenes. Edgar Ahn sostiene que sus instalaciones “no sólo hacen una importante contribución a la protección del medio ambiente en el ámbito del transporte, sino que también ayudan a eliminar de forma segura los flujos de residuos problemáticos e incluso convertirlos en sustancias útiles”.  Además resalta la importancia estratégica de la planta para el mercado del sureste europeo.

De Hong Kong a Montmeló
Entre las autoridades croatas y austriacas presentes en la firma del contrato estaba la representante de la Cámara de Comercio de Croacia, Vesna Trnokop-Tanta, quien declaró su pleno apoyo al proyecto y subrayó que “se trata de un paso importante para nuestro país en el cumplimiento de las exigencias de la Unión Europea en relación con la directiva sobre las energías renovables en el sector de los combustibles”.

La planta, que tendrá una capacidad de producción anual de 100.000 toneladas de biodiésel, será una de las mayores de este tipo que tiene en funcionamiento BDI. La de mayor capacidad se encuentra en Viena (140.000 toneladas al año), y las de Hong Kong (China) y Amsterdam (Holanda) igualan a la proyectada en Croacia. En España, la planta de Stocks del Vallés, ubicada en Montmeló (Barcelona), está equipada para producir 30.000 toneladas al año a partir de aceites usados y grasas animales con la tecnología de BDI.