anhelo energy - Renewable Energy - Energías Renovables


Decálogo para entender la ‘guerra’ entre Industria y las renovables.

PUBLICADO EN VALENCIA PLAZA.COM

CON LA BANCA EN EL PUNTO DE MIRA
LUIS A. TORRALBA. HOY El nuevo reglamento recoge el adiós a las primas, elimina incentivos y establece un nuevo sistema de retribución, que obligará a la banca a renegociar los préstamos

VALENCIA. El Ministerio de Industria, Energía y Turismo ha puesto en pie de guerra al sector de las energías renovables tras remitir a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) la propuesta que recoge los nuevos parámetros de retribución a las instalaciones de producción de energía renovable.

Pero no solo se van a ver afectadas fotovoltaicas, eólicas y solares -además de empresas de cogeneración, biomasa y minihidráulica- sino que también la banca por sus préstamos millonarios a la hora de financiar unos proyectos, muchos de los cuales están en el aire a la espera de la publicación de este nuevo Decreto Ley.

Precisamente en verano pasado, tal y como publicó este diario, el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, ya advirtió a la banca española que debía ser flexible a la hora de abrir la mano de la refinanciación de los proyectos. Y para que se fueran haciendo la idea les adelantó que el recorte de los ingresos se iba a situar entre el 10% y 20%, por lo que deberían de estar preparados para quedarse con muchos activos.

Un aviso a navegantes en toda regla que siete meses más tarde se ha cumplido e incluso superado, dado que se prevé que el recorte de los ingresos llegue a alcanzar hasta el 40%.

ALEGACIONES

Todo ello mientras las empresas afectadas disponen de 20 días de plazo para presentar las pertinente alegaciones aunque poco efecto van a surgir a decir de los expertos consultados por este diario.

Pero nada mejor que el siguiente decálogo para entender la problemática instalada desde hace tiempo sobre un sector, cuyo futuro se antoja harto complicado con unos efectos colaterales que van a impactar en la banca donde el propio Banco de España está ojo avizor por si tiene que obligarlas a nuevas dotaciones.

1. INSEGURIDAD JURÍDICA

Pocos sectores han sufrido tantos cambios normativos como el de las renovables -hasta cinco en apenas dos años-, cuyas nuevas premisas retroactivas y revisables cada tres años va a condicionar mucho el futuro de las inversiones acometidas. De ahí que hasta el secretario de Energía de EE UU viniera a España a defender la seguridad jurídica de los inversores norteamericanos en renovables.

2. DE PRIMAR LA PRODUCCIÓN A LA BUROCRACIA

“El sistema de primas anteriores incidía sobre la producción donde se primaba al buen gestor por su mayor eficiencia. Todo lo contrario de lo que va a suceder a partir de ahora donde se busca convertir al inversor de renovables en un burócrata”, advierten desde la Unión Española Fotovoltaica (UNEF). El nuevo modelo establece una retribución a la inversión para cubrir los costes necesarios para competir y alcanzar rentabilidades razonables.

3. RENTABILIDAD FIJA

La rentabilidad máxima establecida para cada instalación renovable (eólica, fotovoltaica y solar) será del 7,398% para toda la vida útil de la instalación aunque aplicando los impuestos podría reducirse hasta el 5%.

A años luz -nunca mejor dicho- del 12% que se les ofreció en su día a los inversores allá por 2008. Además, la retribución tiene en cuenta toda la vida regulatoria de la instalación dejando fuera a muchas de ellas.

4. RECORTE DE LAS PRIMAS

Se prevé un ‘tijeretazo’ por valor de 1.750 millones de euros concentrado muy especialmente en la energía eólica donde los parques cuya explotación comenzó antes del presente ejercicio no percibirán prima alguna. Asimismo, se quita la subvención a los molinos eólicos anteriores a 2005 al considerar que ya han recibido “una rentabilidad razonable” durante su vida útil y, por tanto, ya están amortizados, a juicio del Ministerio de Industria.

5. CARÁCTER RETROACTIVO

La Asociación Española Eólica (AEE) ha cargado contra la “retroactividad” de la norma, puesto que obliga a devolver las primas recibidas en el segundo semestre del pasado año a muchas instalaciones, lo que impacta de lleno sobre el valor de los activos de dichas empresas. Acciona e Iberdrola, que entre ambas copan el 43% de los molinos de aerogeneración en España, no han tardado en recoger en bolsa con fuertes descensos el impacto que se les viene encima.

6. IMPACTO BANCARIO

La banca teme una llegada masiva de refinanciaciones de renovables o, en el peor de los casos, tenerse que quedar con los activos de las empresas renovables que no puedan hacer frente a sus deudas.

A día de hoy los préstamos bancarios rondan los 50.000 millones sobre el sector. Sin embargo, la adaptación de los plazos de amortización se antoja como una salida para inversores y bancos.

“Una empresa renovable que generaba 100 millones en recursos, ahora va a generar 80 ó 50, pero los va a generar. Así que se puede negociar para alargar el calendario de amortizacion y en lugar de 10 años nos lo devolverá en 20 pero nos los devolvera, porque es un negocio que genera ingresos”, apuntan desde uno de los principales bancos establecidos en Valencia.

7. EL BANCO DE ESPAÑA, OJO AVIZOR

El organismo gobernado por Luis María Linde sigue muy de cerca toda esta problemática, por si fuera preciso tener que obligar a las entidades bancarias a aumentar sus dotaciones por si no tenían poco con las provisiones que están llevando a cabo fruto de las cláusula de suelo, su retroactividad y los créditos refinanciados.

8. PÉRDIDA DE EMPLEO

Las asociaciones de renovables ANPIER, APPA, Protermosolar y UNEF tienen claro que, además de ser un proceso de expropiación encubierta, incrementará la pérdida de empleo de un sector donde apenas quedan 25.000 de los cerca de 100.000 que había en el arranque de la crisis.

9. IMAGEN DISTORSIONADA

UNEF lamenta que se atribuyan a las renovables un coste de 50.000 millones en primas entre 2005 y 2013, cuando este cálculo corresponde en realidad al conjunto del régimen especial, y recuerda los aumentos “muy importantes” en otras partidas del sistema eléctrico, entre ellas la interrumbibilidad, el extracoste extrapeninsular o los pagos por capacidad.

10. FRENAR EL DÉFICIT DE TARIFA

El Ministerio de Industria justifica el nuevo reglamento para lograr contener el desbocado déficit de tarifa del sector eléctrico, dado el perenne desfase entre los ingresos y costes regulados del sistema. De ahí que el propio ministro Soria no haya dejado pasar la oportunidad de recordar periódicamente que detras del aumento de las primas a las renovables está buena parte de los 30.000 millones del agujero del sistema tarifario eléctrico.