anhelo energy - Renewable Energy - Energías Renovables


Iberdrola renuncia a construir el mayor parque eólico marino mundo.

PUBLICADO EN EL MUNDO

ENERGÍA Su filial británica dice que el proyecto no es financiaremente viable

Iberdrola renuncia a construir el mayor parque eólico marino mundo

  • Agyll Array habría podido generar energía para un millón de hogares en Escocia

  • Es el segundo gran parque eólico ‘offshore’ enterrado en dos semanas

London Array, el actual mayor parque eólico del mundo.London Array, el actual mayor parque eólico del mundo.

CARLOS FRESNEDACorresponsal Londres

Actualizado: 15/12/2013 05:02 horas

ScottishPower, la filial en Gran Bretaña de Iberdrola, ha renunciado a la construcción del parque eólico marino de Argyll Array, que habría sido el más grande mundo. Con un presupuesto de 6.400 millones de euros y una potencia instalada de 1.800 megavatios (tres veces más que el London Array), el parque ‘offshore’ en las costa escocesa de Tiree podría haber suministrado electricidad suficiente para un millón de hogares.

Al cabo de cuatro años trabajando en el proyecto, Scottish Power ha arrojado la toalla porque no lo considera “financieramente viable a corto plazo”. Se trata en cualquier caso del segundo “mazazo” a la eólica marina en menos de dos semanas, después de que la compañía RWE anunciara que abandona la construcción del parque Atlantic Array en Devon, al suroeste de Inglaterra.

Esta misma semana, la compañía Centrica, propietaria de British Gas, ha anunciado también su intención de vender su participación en otro de los mayores proyectos ‘offshore’, en el de Race Bank, en East Anglia.

Los últimos reveses se producen nada casualmente tras el anuncio del Gobierno británico del ajuste de su política de subsidios a las renovables. Pese a los intentos de primar a los parques marinos, frente a la eólica terrestre y la solar foltovoltaica, la industria considera que las ayudas no son suficientes para sacar adelante los macroproyectos que aspiraban a consolidar a Gran Bretaña como líder mundial en eólica ‘offshore’.

La filial de Iberdrola asegura que su compromiso con el impulso de otros parques marinos en el Reino Unido, como del Duddon Sands (actualmente en construcción en el Mar de Irlanda junto a DONG Energy) y el East Anglia One (junto a Vattenfall y con una capacidad de 1.200 megavatios), sigue de momento inalterable.

La renuncia al proyecto de Argyll Array, considerado como uno de los pilares para que Escocia pudiera alcanzar su objetivo de 100% renovables en el 2020, ha creado sin embargo una gran inquietud en el sector.

“Creemos que a la larga es posible desarrollar el proyecto Agyl Array en una de las zonas con mejores condiciones de viento en las costas británicas”, aseguró Jonathan Cole, director de eólica marina en ScottishPower Renewables. “Sin embargo, el proyecto no es financieramente viable a corto plazo”.

Cole destacó los problemas técnicos surgidos, como la presencia de roca dura en el fondo marino y intenso oleaje de la zona. “Creo que en diez o quince años, la tecnología mejorará lo suficiente y los costes bajarán también lo necesario para reconsiderar el proyecto”, anticipó el portavoz de Scottish Power.

El parque eólico de Argyll Array se ha enfrentado también a lasprotestas de varios grupos ecologistas, que crearon la plataforma ‘No Tiree Array’, denunciando el impacto que las 300 turbinas habrían tenido en la costa oeste de Escocia, así como los efectos en especies como el tiburón peregrino, el segundo pez más grande mundo, cuya presencia es habitual en estas aguas.

Se cierra así un año agridulce para la industria eólica en el Reino Unido, pese a la inauguración del London Array, 20 kilómetros de tierra y en la embocadura del Támesis. El mayor parque eólico marino del mundo -con 175 turbinas y una capacidad de 650 megavatios- fue inaugurado oficialmente hace unos meses por el primer ministro David Cameron, que se enfrenta a férreas resistencias a las energías renovables en el Partido Conservador.