anhelo energy - Renewable Energy - Energías Renovables


Investigadores valencianos de la UPV diseñan el nuevo modelo energético de Ecuador.

PUBLICADO EN VALENCIA PLAZA

CON ENERGÍAS RENOVABLES

Investigadores valencianos de la UPV diseñan el nuevo modelo energético de Ecuador

VALENCIAPLAZA.COM. AYER

VALENCIA (EFE). Investigadores valencianos desarrollarán un análisis exhaustivo para establecer el nuevo modelo energético de Ecuador a partir de la identificación de cuatro zonas piloto, teniendo en cuenta todas las posibilidades de generación, gestión y almacenamiento.

Un equipo liderado por el profesor Carlos Álvarez, del Instituto de Ingeniería Energética, estudiará los próximos cinco meses la implantación de nuevas redes eléctricas en el país sudamericano, ha informado a EFE la Universitat Politècnica de València (UPV).

El nuevo modelo se dirigirá a la instalación de energías renovables (sobre todo fotovoltaica) y a la gestión de los consumos, tanto industriales como residenciales.

Se identificarán cuatro zonas representativas del país en las que se propondrá el rediseño de los recursos energéticos disponibles y las redes de distribución y se plantearán nuevas soluciones.

Una de esas áreas es una isla del archipiélago de las Galápagos, donde se planteará una isla sostenible energéticamente mediante la sustitución de todos los vehículos por vehículos eléctricos, la implantación de más energías renovables y más gestión de los consumidores.

Según ha explicado Álvarez, en esa isla se diseñará un sistema para que obtenga sus recursos de energías renovables y que se implante la tecnología de generación, almacenamiento y gestión necesaria. En esta isla, la implantación del nuevo modelo energético será inmediata, una vez concluya el estudio el próximo 6 de septiembre.

Otras zonas son Guayaquil, donde se estudiarán los consumidores comerciales al tratarse de una zona más cálida con mayor uso de aire acondicionado; una zona industrial de Quito; y una cuarta área que determinará el Ministerio de Electricidad y Energías Renovables de Ecuador.

Este país está impulsando “un cambio de paradigma radical” en el consumo energético de los ciudadanos, que pasarán a ser “elementos activos” del sistema, con capacidad para producir energía, almacenarla o modificar la forma en que consumen energía.

“Tenemos que ver la forma de que se integren los máximos recursos energéticos a la red eléctrica (energía solar, biomasa), entendiendo la flexibilidad de los consumidores como un recurso energético más”, ha destacado.

Además, el Gobierno ecuatoriano quiere sustituir todas las cocinas de gas por otras de inducción y, a largo plazo, apuesta también por el uso del vehículo eléctrico.

Todo ello dibuja “un nuevo escenario” de demanda y consumo energético al que responderán, con su trabajo, los investigadores del Instituto de Ingeniería Energética.

Según el investigador, el objetivo fundamental del estudio es establecer las pautas para adaptarse a ese cambio, en el que la participación de los ciudadanos es uno de los principales criterios.

Por la sobrecarga de la red, las restricciones “van a poder aparecer” a cualquier hora del día, y por ello el precio será “muy dinámico” y la participación de los consumidores, decisiva, ha argumentado.

El análisis que plantean es identificar los procesos y métodos necesarios para implantar sistemas de distribución de energía eléctrica que se adapten a este cambio y que tengan en cuenta todas las ventajas que implican las redes inteligentes, fundamentales para el nuevo modelo.

El estudio cuantifica tanto la inversión económica como los cambios regulatorios necesarios -actualmente la regulación del país no permite que un consumidor instale energías renovables y venda a la red- y los comportamientos sociales y humanos.

El equipo de trabajo incluye otros cinco profesores de la Universitat Politècnica de València, además de diferentes expertos internacionales en gestión energética y sociólogos, dado que el nuevo modelo energético de Ecuador supondrá “un cambio importantísimo para la sociedad del país”, ha explicado Álvarez.

Para llevar a cabo este estudio se presentaron un total de veinte propuestas internacionales, de las que la del instituto valenciano fue la mejor valorada tanto técnica como económicamente.