anhelo energy - Renewable Energy - Energías Renovables


La incertidumbre crónica de las renovables

PUBLICADA EN ABC.ES

ECONOMÍA

La incertidumbre crónica de las renovables

LUIS P. ARECHEDERRA@LUISPEARECHE
Día 11/12/2013 - 03.11h

Industria aún no ha desvelado los parámetros que fijarán la nueva retribución, que sustituye al sistema de primas

La incertidumbre crónica de las renovables

ABC
Los nuevos parámetros retributivos de las renovables no se conocerán hasta enero o febrero de 2014

Como en el día de la marmota, las empresas de energía renovable viven instaladas en una sensación recurrente: la incertidumbre. Después dediversas medidas que han recortado sus ingresos, las tecnologías verdes esperan ahora conocer los parámetros que fijarán su nueva retribución. Unos parámetros anunciados para mitad del mes de noviembre y que, según fuentes del sector, no llegarán hasta comienzos de 2014: en enero o febrero.

La reforma energética aprobada en julio eliminó el sistema de primas y estableció un nuevo marco retributivo. Este consiste en una «rentabilidad razonable», basada en los bonos del Tesoro a 10 años, más un 3%. Esto equivale a una rentabilidad del 7,5% de cada proyecto. Se trata de una rentabilidad media para un periodo de 25 años (desde 2001 a 2026) de modo que quienes haya tenido rentabilidades muy elevadas en los años pasados luego recibirán menos. Algunos tendrían, incluso, que devolver dinero.

La gran incógnita está en cómo calculará el Ejecutivo los costes de inversión sobre los que aplicar dicha fórmula. El cálculo de dichos parámetros, para lo que el Gobierno contrató a las consultoras Roland Berger y Boston, se ha retrasado. Algunas fuentes del sector aluden al elevadísimo número de proyectos que se deben valorar, puesto que el parámetro será diferente «para cada tecnología y cada año de inversión». Fuentes empresariales afirman que en la tecnología fotovoltaica podría haber más de 350 estándares diferentes.

Otras fuentes explican que la reciente retirada de las aportaciones presupuestariaspor Hacienda podría ser la razón. Algunas voces han temido que el nuevo agujero eléctrico de 2013 fuera taponado con este ajuste, que en principio pretende recaudar unos 1.350 millones de euros. «El último recorte aún no lo conocemos, lo pueden definir como quieran».

Otro factor decisivo es que el camino de esta regulación ha vuelto a empezar: el Gobierno aprobó hace algo más de una semana un nuevo real-decreto para las renovables; con lo que hay que esperar a los informes necesarios de los reguladores.

Según algunas fuentes del sector, con el nuevo real decreto el Gobierno podría buscar protegerse ante la previsible batalla judicial. Aunque los cambios son mínimos, «se intentan blindar por las dudas que sembraron los reguladores en sus informes sobre la retroactividad de las medidas».

Mientras tanto, las plantas renovables están cobrando las primas del antiguo sistema «a cuenta», lo que significa que cuando se establezca el nuevo criterio, se deberá recalcular la cantidad que les corresponda en este periodo. Esto podría provocar, expresan fuentes del sector, que las empresas «no puedan cerrar las cuentas del año». Por ello, el sector ha intentado que se aprobara una enmienda que retrasase la entrada en vigor de la nueva retribución a enero, pero ha sido rechazada.

Esta situación de espera es la que genera esa incertidumbre crónica, que también se traslada a la banca española, que tiene un total de 41.000 millones de deuda renovable, como ya publicó ABC.