anhelo energy - Renewable Energy - Energías Renovables


La reforma de Soria mete a Acciona en pérdidas millonarias por el rejón a la eólica.

PUBLICADO EN EL CONFIDENCIAL

EL IMPACTO SUPERARÁ LOS 200 MILLONES
AA

El tándem Soria-Nadal y su revolución eléctrica amenazan con provocar un terremoto en las empresas renovables. Y con llevarse por delante a gigantes del sector, incluso presentes en el Ibex 35, como es el caso de Acciona. Y es que, según las cuentas que empiezan a facilitar los diferentes servicios de estudios y si finalmente la reforma sale adelante sin cambios, la compañía de la familia Entrecanales podría sufrir un rejón de más de 200 millones de euros anuales por su exposición a la energía eólica, lo que llevaría la firma a pérdidas. Un desenlace que abre el debate sobre si el Ministerio ha medido bien el impacto del nuevo marco retributivo.

Hasta septiembre de 2013, el beneficio neto de Acciona se situó en 75 millones de euros, la mitad respecto al año anterior. La empresa ya advertía al presentar sus cifras que los cambios regulatorios en el sector energético efectuados durante el año habían tenido un impacto de 137 millones de euros. Eso sin incluir los efectos de la última reforma eléctrica, en vigor desde el mes de julio aunque imposible de cuantificar hasta que Industria alumbró hace apenas días la orden ministerial que detalla los estándares de retribución que sustituyen al modelo de primas. Un ajuste de 200 millones pone las cuentas de la compañía en el precipicio.

Según los cálculos que maneja el sector, la orden ministerial en cuestión detraerá 2.100 millones de la retribución renovable, un importe que se sitúa por encima de la idea inicial de Industria, que planteaba un recorte de apenas1.350 millones para las energías limpias. De acuerdo con las estimaciones avanzadas por las patronales y algunas empresas del sector, la fotovoltaica se dejará entre 550 y 600, mientras que la eólica tendrá que afrontar una rebaja de 1.200 millones. En muchos casos, la nueva normativa obligará sin solución de continuidad al cierre de instalaciones o ventas de urgencia a fondos o inversores que puedan soportar la retribución residual de las plantas.

Y es que la eólica ha sido la principal víctima de un nuevo modelo que garantiza a los parques una rentabilidad del 7,39%, pero durante toda la vida útil de la instalación. Esto es, las más antiguas y que percibieron mayores primas en el pasado ven reducida su retribución a futuro. Y el viento es la tecnología más madura. “El Gobierno español pasará a los anales como el que puso fin a la historia de éxito del sector eólico español con la regulación más regresiva jamás adoptada en España. (…) Deja sin retribución a toda la potencia instalada antes de 2005, el 37% del total”, subrayó la Asociación Empresarial Eólica (AEE) en un comunicado tras conocer la orden.

José Manuel Soria y el secretario de Estado de Energía, Alberto Nadal. (EFE)José Manuel Soria y el secretario de Estado de Energía, Alberto Nadal. (EFE)La apuesta de Acciona por la eólica es de largo aliento, al punto de contar –según datos de la propia firma– con casi 7.200 megavatios en propiedad a 30 de septiembre de 2013. Esa cifra supone un 3% de toda la potencia instalada en el mundo. De acuerdo con los guarismos que facilita la AEE, sólo Iberdrola la superaba en cuota de mercado al cierre de 2012, con un 24,2% frente a un 18,6%. La firma, que se temía lo peor y cancelaba recientemente el dividendo a cuenta de los resultados de 2013 que solía abonar en enero, también vendía a finales del pasado año sus 18 parques en Alemania por 157 millones de euros. Todo un plan de ajuste, complementado por la emisión de un bono convertible de 342 millones para paliar eventuales problemas de liquidez.

El recurso de las alegaciones

La compañía por ahora guarda silencio, con la confianza de que sirvan de algo sus alegaciones a la orden ministerial, actualmente pendiente del informe de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) y de aprobación por parte del Consejo de Ministros. Tiene 20 días de margen. Entretanto, basta con desayunarse con informes de analistas para inquietarse. Ahorro Corporación, que cifra en 1.173 millones el ajuste en la eólica, apunta un impacto para Iberdrola de 284 millones, mientras que Acciona soportará en la última línea de sus cuentas un efecto de 220. Fidentis y Chevreux coinciden en el cálculo para la empresa de la familia Entrecanales.

“Si finalmente se confirma, no puede descartarse que este nuevo régimen dispare la quiebra de algunos activos y que algunos operadores puedan dejar de cumplir con el servicio de la deuda –expone N+1–. Este puede ser el caso de los parques eólicos más antiguos, especialmente si se han visto envueltos en procesos de refinanciación en los últimos años. Según nuestras estimaciones, este puede ser el caso de Acciona, que constituyó un project finance en abril de 2011 para refinanciar el préstamo-puente contraído para adquirir los activos de Endesa en 2009”. Un último quebradero de cabeza para la compañía en su bienio negro, cortesía del PP.