anhelo energy - Renewable Energy - Energías Renovables


Las eléctricas cantan victoria tras arrancar un aval a Montoro y dan el finiquito a Soria

PUBLICADO EN EL CONFIDENCIAL

AA

Eléctricas ganan. Con la alerta en nivel naranja, las compañías arrancaron ayer a Cristóbal Montoro un aval del Estado para titulizar el déficit de tarifa que se generará en 2013, una medida que saca el agujero de sus balances y difumina un problema que amenazaba con dinamitar el sector. Por el camino, el Ministerio de Hacienda no pierde. A cambio, las firmas acordaban retirar las demandas contra el Ejecutivo interpuestas ante el Supremo por la orden de tarifas de agosto. Toda una pax eléctrica de altos vuelos firmada tras una reunión al más alto nivel del ministro con los capos de las empresas. Eso sí, todo con un ausente de lujo: el titular de Industria, José Manuel Soria.

“Esta reunión se ha celebrado dentro de los encuentros del Gobierno con el sector, marcada por unas relaciones fluidas y exentas de conflictividad”, exponía Hacienda para buen entendedor, tras un encuentro al que acudieron, entre otros, Borja Prado (Endesa), Ignacio Sánchez Galán (Iberdrola) ySalvador Gabarró (Gas Natural Fenosa). Las demandas presentadas ante el Alto Tribunal ponían en cuestión las cuentas del Ministerio de Industria, al entender que el crédito extraordinario de 2.200 millones, clave para enjugar el déficit de tarifa, no estaba aún desembolsado. La cuestión no era baladí, en tanto el pleito amenazaba con bloquear la orden de tarifas.

La caja de los truenos se abría el pasado viernes. Como avanzó El Confidencial, el Ministerio de Hacienda frenaba una catarata de ingresos para el sistema eléctrico vía enmiendas del Grupo Popular en el Senado. Se paraban el citado crédito extraordinario -ya aprobado por el Boletín Oficial del Estado (BOE)-, la asunción por parte de los Presupuestos Generales del Estado de 900 millones de euros para subvencionar la energía en las islas y 500 millones en impuestos, el llamado céntimo verde. ¿Conclusióñ Ese ajuste de las dotaciones llevaba al sistema a los números rojos y a las eléctricas a asumir esa carga en sus cuentas. La crisis se cerraba ayer, con también algún vencido.

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez-Galán. (EFE)El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez-Galán. (EFE)Y es que la hemeroteca es especialmente cruel con el ministro de Industria, en horas bajas. “Ni está ni se le espera”, aseguraba sotto voce el político canario a principios de octubre cuando se le preguntaba por la posibilidad de prolongar las titulizaciones con el aval del Estado para afrontar el déficit de tarifa en 2013. Incluso lo hacía público. “Hasta ahora, este déficit ha sido titulizado por el FADE [Fondo de Amortización del Déficit Eléctrico], que ha vencido en diciembre. (…) Si continuaran generándose, a partir de ahora no tendría esa posibilidad de titulización”, zanjaba en esas fechas en un acto de PwC. Finalmente, es lo que un compañero de Consejo de Ministros ha terminado por conceder.

Armas de doble filo

Sería un golpe más en la línea de flotación de ministro de Industria si no fuera porque este ya había dado el contencioso por perdido por nolo contendere. De hecho, desde hace días se pone la venda y subraya que la prioridad es cumplir con el déficit público. Su decisión de hacer la paz y no la guerra enlaza con el flanco que tiene abierto en el propio Ejecutivo a resultas del acuerdo entre España y Argentina por el affaire Repsol. El ministro ha sido una de las caras del pacto, lo que constituye un arma de doble filo. No en vano, la compañía tiene que lidiar ahora con unos bonos soberanos del Estado argentino por la expropiación de YPF que no tienen garantías adicionales. Si sale bien, medalla. Si no, en su propia casa ya le están esperando.

Tras comunicarse el compromiso, las compañías no dudaban en sacar pecho. ¿Han doblegado la voluntad del Ejecutivó ¿Se pliega finalmente Montoro, hasta ahora agarrado al discurso de que las compañías se tragaban el sapó Lo hace en parte, sí, pero el objetivo de fondo está a salvo. De hecho, Hacienda da el paso de poner firme a las empresas en pos de un objetivo mayor: arañar esas décimas de déficit público que necesita para cumplir con el mandato de Bruselas. El nuevo escenario de titulización no lo compromete y contenta a las eléctricas. Miel sobre hojuelas.

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. (EFE)El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. (EFE)Además, Hacienda también despeja con el pacto un escenario de subida de la luz para compensar los menores ingresos. Es más, el acuerdo evita un incremento de dos dígitos políticamente inimaginable. No hay duda de que la titulización terminará llegando a la tarifa, pero de forma diferida y con menor coste político. Como publicó recientemente El Confidencial, el Gobierno de turno tendrá que afrontar en los próximos años (hasta 2027) el pago de 5.580 millones en concepto de intereses por la deuda de 18.652 millones titulizada hasta ahora. Nada es gratis, pero hay titulares que duelen más que otros. “Con diálogo todo es más fácil. Eso es lo que no había habido hasta ahora”, se apuntaba ayer desde una compañía.