anhelo energy - Renewable Energy - Energías Renovables


Las eléctricas: ‘Este Gobierno sólo entiende la brutalidad’

PUBLICADO EN EL MUNDO

DINERO FRESCO La idea es que las subvenciones a las renovables se carguen al recibo a plazos

Las eléctricas: ‘Este Gobierno sólo entiende la brutalidad’

  • Los líderes del sector evitan un revés tras humillar a Soria y forzar una reunión con Montoro

  • El Ejecutivo no arregla el problema de fondo y habrá cierre de centrales de gas y apagones

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, charla con el...El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, charla con el ministro de Industria, José Manuel Soria. ANTONIO HEREDIA

CARLOS SEGOVIAMadrid

Actualizado: 08/12/2013 04:42 horas

El primer choque en privado tuvo lugar el día 29, cuando el ministro de Industria, José Manuel Soria, tuvo que pedir contención al presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, para que bajara el tono y mantuviera las formas cuando habla con un miembro del Gobierno de España. El ministro había convocado de urgencia a los presidentes de las grandes eléctricas para informarles de que sucompañeroCristóbal Montoro, abortaba la decisión de cargar al Presupuesto los 3.600 millones de agujero del sistema eléctrico de este año, por lo que iba a crecer la deuda para ellos, los del sector.

El Ministro Soria tuvo que pedir contención a Galán en una tensa reunión con el sector

Soria transmitió desconcierto e incluso discutió en presencia de los eléctricos con el secretario de Estado de Energía, Alberto Nadal, sobre el plazo para presentar al día siguiente las enmiendas en el Senado. El presidente de Iberdrola consideró «una chapuza» que se incumpliera lo aprobado apenas el pasado julio en Consejo de Ministros. Galán suele ser franco y directo en sus conversaciones privadas, lo que es de agradecer, pero también vehemente. El caso es que tanto él como el presidente de Endesa,Borja Prado, y el de Gas Natural, Salvador Gabarró, indicaron a Soria que si Montoro era el culpable, querían trasladarle en persona su indignación y exigirle soluciones a su problema. Los tres, todos ellos cotizados en Bolsa y con un endeudamiento de 50.000 millones se encuentran con 4.000 kilos más. Ven imprescindible subir la luz y que el Estado les ayude a colocar la deuda adicional titulizada entre inversores.

Soria no tuvo más remedio que aceptar la humillación de no ser ya el ministro decisivo, así que la cita con Montoro, organizada por Galán, se produjo seis días después. Los eléctricos son teóricos competidores, pero cierran filas en esta batalla que les afecta por igual. Por eso el presidente de Gas Natural y el de Endesa mostraron estupor al llegar al Ministerio y ver que el de Iberdrola se encontraba ya allí. ¿Qué hablaron el ministro y Galáñ No ha trascendido, pero Montoro suele bromear en privado con un hecho: «Las vueltas que da la vida, ahora resulta que el primer accionista de Iberdrola soy yo». Alude a que la nacionalizada Bankia es el accionista más influyente de la eléctrica. No hay que olvidar que Galán es también miembro del club empresarial que ayuda a Rajoyante los inversores internacionales.

Montoro pidió a los eléctricos que fueran «dialogantes». «Ya era hora», le replicaron

Montoro emitió posteriormente un comunicado en el que citaba en primer lugar al presidente de Endesa. Éste, distinto de Galán en la forma, pero no en el fondo, criticó «la chapuza» y «el incumplimiento» que suponía la decisión. El mismo ministro que se precia de no esconder facturas en los cajones lo hace él con el sistema eléctrico. Con su medida, no son los contribuyentes, sino los consumidores los que deberán hacerse cargo del déficit tarifario, que es la diferencia entre el coste del sistema y los ingresos por el recibo de la luz.

La idea es que las subvenciones a las renovables y demás se cargan al recibo a plazos en vez de al Presupuesto. Y mientras tanto, más deuda para las reguladas eléctricas. Éstas se han amotinado y tienen poder, no sólo porque están presentando recursos judiciales contra Rajoy como si fuera Cristina de Kirchner, sino porque pueden hacer tambalear el Ibex.

Por tanto Montoro va a avalarles otra emisión de bonos eléctricos -ya lleva más de 20.000 millones- maquillando que no compute como deuda pública, pero pagando por ello más intereses para atraer a inversores. A ver si pican el anzuelo otra vez como en julio en que los incautos de UBS, Merrill Lynch o Kepler Chevreux coincidieron en creer que lo aprobado era «una reforma radical, que eliminará por fin el déficit tarifario». «El Ministerio ha incumplido una vez más sus promesas», informó el Santander a sus clientes el jueves. La lección es que el sistema es insostenible y que o se sube la luz, o se mete en el Presupuesto o se sablea al sector. Esto último, lo más tentador, se agota. Es cierto que Rajoy tiene el temible BOE y las eléctricas deben mucho a España, porque gracias a su viejo oligopolio son ahora multinacionales. Pero también lo es que, al estar en Bolsa, no pueden ya justificar seguir invirtiendo en un país cada vez menos rentable. Sólo reabrirán Garoña cuando vean cierta la rentabilidad prometida; Iberdrola espera permiso para cerrar una central de ciclo combinado en Cádiz; y Gas Natural puede hacerlo con otras por falta de negocio. La caída de inversión acarreará apagones cuando repunte la demanda.

«Este Gobierno sólo entiende la brutalidad», comentan ahora entre ellos los jefes eléctricos. «Hay que ser dialogantes», les pidió Montoro. «Ya era hora de que lo dijeras», le replicaron.

Twitter: @carlossegovia_