anhelo energy - Renewable Energy - Energías Renovables


Pedro Sánchez, nuevo SG del PSOE “Soy radicalmente contrario a las prospecciones petrolíferas en las costas españolas”

PUBLICADO EN ENERGIAS RENOVABLES

ERJueves, 17 de julio de 2014

inShare

El nuevo Secretario General del PSOE, Pedro Sánchez, es prorrenovables, poco partidario de las nucleares, defiende el autoconsumo, quiere acabar con la sobre-remuneración  de nucleares e hidroeléctricas y está “radicalmente en contra” de los prospecciones petrolíferas en las costas españolas. Los otros dos candidatos que competían con Sánchez por el liderazgo de Ferraz, Eduardo Madina  y José Antonio Pérez Tapias, mantienen posiciones similares en cuestiones de energía.

“Soy radicalmente contrario a las prospecciones petrolíferas en las costas españolas”Economistas Frente a la Crisis entrevistó a los tres candidatos a la Secretaría General del PSOE a finales de junio y tanto Sánchez como Madina y Pérez Tapias –que podrían formar parte de la nueva Ejecutiva del PSOE– mostraron posiciones similares en temas de energía. Si Pedro Sánchez terminara teniendo responsabilidades de gobierno y no dudara en llevar a la práctica lo que defiende, el autoconsumo y las renovables podrían avanzar en una dirección muy distinta a la que parecen desearles los actuales responsables de la política energética española.

Economistas Frente a la Crisis preguntó a los tres candidatos por muchos otros temas. Aquí trascribimos las preguntas formuladas a Pedro Sánchez, y sus correspondiente respuestas, en el apartado de energía.

En el año 2006 el Gobierno deroga la DT Sexta de la Ley del Sector Eléctrico que regulaba la percepción de los Costes de Transición a la Competencia (CTC’s) por las empresas propietarias de las centrales eléctricas existentes antes de 1997, consolidando así una elevada retribución de las Centrales Nucleares (CC.NN) e Hidroeléctricas (CC.HH) muy por encima de la esperada por sus propietarios y por los consumidores cuando se produjeron las correspondientes inversiones. En los años 2010 y 2011, el Gobierno emitió diferentes normas que modificaron con carácter retroactivo determinados aspectos del régimen económico bajo el cual se habían producido las inversiones en las centrales eléctricas renovables (EE.RR) existentes. En 2012 el Gobierno aprobó un RD mediante el cual quedaban paralizadas las inversiones en EE.RR. En 2013 el Gobierno promulgó una Ley mediante la cual se modifica de manera completa y sistémica la regulación técnica y retributiva de la EE.RR. En 2014 el Gobierno emite normas de desarrollo de la Ley aprobada en 2013 que confirman su carácter retroactivo lesivo de primer grado.

Este proceso normativo ha afectado a la seguridad jurídica y a la confianza legítima en las normas de los consumidores primero y de los inversores en EE.RR después, comprometiendo la aportación posible del Sector Eléctrico a la competitividad de la economía y el tránsito hacia un nuevo modelo energético crecientemente renovable.

Para cambiar el rumbo de este proceso destructivo,

¿Estaría de acuerdo en que sean restituidas las regulaciones técnicas y retributivas bajo las cuales se produjeron cada una de las inversiones en las centrales eléctricas existentes?
Sí, porque la restauración de la regulación bajo la cual se produjeron todas y cada una de la inversiones en generación de energía eléctrica tendría efectos muy positivos. Para empezar supondría que la sobre-remuneración de las centrales nucleares e hidroeléctricas se terminaría y que la confianza de inversores y consumidores en las normas que emiten las instituciones del Estado se recuperaría. Pero, además, haría que el Sector Eléctrico pudiera convertirse en una oportunidad para el cambio del modelo productivo que necesita nuestro país y que España pudiera empezar a gestionar con inteligencia la parte que le corresponde en la lucha por mitigar las causas del cambio climático que derivan de la actividad humana.

Y para el futuro ¿Considera que la planificación energética debe recuperarse y recurrir a las subastas por tecnología como instrumento de una política energética e industrial económica y medioambientalmente sosteniblé
La reforma de la regulación del sector eléctrico es la única llave que puede abrir la puerta a una mejor política energética dado que los costes reconocidos por la regulación vigente encorsetan cualquier cambio de rumbo que se quiera dar a esta política. Para España debe ser una prioridad realizar una política energética cuyo fin sea la sostenibilidad en su doble componente económico y medioambiental, con capacidad para contribuir al cambio del modelo productivo aportando independencia energética, tejido industrial y empresarial, innovación tecnológica y empleo de calidad.

El que la configuración actual del sector eléctrico español no sea sostenible, nos debe llevar a rediseñar el modelo regulatorio para permitir que el mercado recupere su capacidad  para asignar de forma eficiente los recursos y para determinar de forma adecuada, ni por exceso ni por defecto, la retribución de los distintos sistemas productivos de electricidad. Nos debemos plantear el recuperar el mercado de la electricidad bajo un nuevo diseño que contemple las singulares características de la electricidad y de las diversas tecnologías que concurren en su producción.

¿Estaría de acuerdo en una regulación bajo la cual el autoconsumo energético pudiera desplegarse sin trabas?
La energía es un puntal básico en la calidad de vida de nuestros ciudadanos y también en la consecución de un sistema económico generador de una riqueza sostenible, por tanto, siempre que sea respetuoso con el medio ambiente, sí que soy partidario de esta regulación.

¿Cuál es su opinión sobre la prolongación de la vida útil de diseño de las CC.NN?
Coincido con la propuesta que al respecto se contenía en el programa electoral del PSOE de promover el cierre de las centrales nucleares a medida que vayan consumiéndose los períodos de tiempo de vida para las que se les concedió la autorización de la puesta en marcha de las mismas.

¿Cuál es su opinión en relación con las prospecciones petrolíferas en las costas españolas? ¿Y sobre la tecnología de Fraking para la extracción no convencional de hidrocarburos?
Soy radicalmente contrario a la realización de prospecciones petrolíferas en las costas españolas por el riesgo claro e incontrolable de deterioro medioambiental que podría producirse en el medio marino en las que se llevase a cabo las referidas actuaciones. Creo necesario adoptar medidas cautelares que suspendan dichas prospecciones antes de que se produzcan daños irreparables. Al mismo tiempo, instaremos la modificación de la Ley de Hidrocarburos para que sea el Estado quien controle en todo momento la adquisición de los derechos de prospección evitando que sea un proceso cuasi automático como lo es ahora.

Estas prospecciones ponen en riesgo, además de la riqueza medioambiental, la industria turística y la pesquera, generadoras de riqueza que repercute en amplias capas de nuestra sociedad.

Por lo que se refiere a la obtención de llamado gas de esquisto considero que debe prevalecer el interés de defensa del medio ambiente, del contenido acuífero y la defensa de la salud de los colectivos ciudadanos.

Las tres entrevistas se pueden leer, en su totalidad, en este enlace